5 Pasos para recuperar la zona de confort en pleno proceso de transformación digital

 

Liderar con éxito una pequeña y mediana empresa (PyME) requiere unas características de los empresarios más propias de superhéroes de ficción que de personas de carne y hueso, especialmente cuando se trata de empresas familiares.

Se han de tener dotes de liderazgo, creatividad, capacidad de reacción, gestión de equipo, conocimiento del mercado… Y actualmente, con la irrupción de las nuevas tecnologías, los directivos y propietarios de las empresas se ven obligados a conocer qué significa un proceso de digitalización o de transformación digital tanto en los procedimientos internos de la empresa como en la comunicación con el consumidor.

Según un estudio encargado por Ricoh Europe, un 65 % de los 3.600 trabajadores encuestados cree que la tecnología de automatización les permitirá ser más productivos, mientras un 52 % está de acuerdo con que la inteligencia artificial tendrá un impacto positivo en sus funciones.

A ello , debemos sumarle los apartados de compras, digitalización de la empresa en servicio postventa, atención al cliente, información de productos…

Según un estudio de Fronetics el 62% de los compradores de servicios o productos para empresas afirman utilizar internet como una de las tres fuentes de información principales en la búsqueda de soluciones para sus problemas. Y según Forrester Research, el 30% de los compradores B2B completan al menos la mitad del proceso de compra online.

Si nuestro modelo de negocio se dirige al consumidor final, debemos sumarle además los apartados de digitalización de la empresa en servicio posventa, atención al cliente, información de productos, comunicación empresarial (email marketing, redes sociales, remarketing, retargeting….) y un sinfín de conceptos que se refieren a entornos digitales en los que el consumidor ya se encuentra y puede ser que nuestra empresa no.

Este proceso de transformación digital de nuestra empresa afecta transversalmente a todos nuestros departamentos, porque implica mucho más que tener una web o presencia en redes sociales. Nos afectan incluso las leyes, como la implementación de la nueva Ley Oficial de Protección de Datos LOPD – RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) que debe realizarse ya pensando en los nuevos canales de comunicación con nuestros clientes.

Liderar una empresa implica desarrollar la capacidad de tener una visión en conjunto del mercado y de la empresa. Podemos llegar a sentirnos fuera de nuestra zona de confort en muchas ocasiones. Sobretodo en el momento de delegar responsabilidades que no controlamos personalmente.

Veamos juntos los

5 aspectos que debemos tener en cuenta para preparar correctamente el proceso de transformación digital de nuestra empresa:

 

1.- Empezar escuchando al consumidor

El principio de todo sería lo que se conoce como “customer centric”, es decir, colocar al consumidor en el centro de nuestro pensamiento y realizarnos preguntas como:

  • ¿Qué problema realmente tiene mi consumidor?
  • ¿Cómo le estoy solucionando yo el problema?
  • ¿Qué papel realmente juega en su vida mi producto/servicio?
  • ¿Cómo busca mi consumidor información cuando tiene este problema?
  • ¿Cómo usa realmente mi producto / servicio?

 

2.- Digitalizar procesos

Dentro de nuestra empresa, qué procesos podemos automatizar (digitalizar) desde una perspectiva en la que cohesionemos los diferentes departamentos de la empresa bajo una sola estrategia de digitalización. De esa manera dotaremos de más tiempo disponible a los empleados y de mayor control en los distintos procesos.

Debemos tener en cuenta desde aspectos relacionados con la producción en si, como aspectos de comunicación, gestión, colaboración…

 

3.- Los datos son el poder (Big Data)

Estamos rodeados de miles de datos que, analizados correctamente, nos proporcionarían información valiosísima que podría impulsar nuestro negocio a la estratosfera. Y lo que seguro que conseguiremos, analizando los datos correctos, es tomar decisiones más eficaces y útiles.

Diseñar una estrategia de análisis de datos (Big Data) en la que se pueda ver de manera gráfica aquella información relevante para nosotros es otro de los aspectos que debemos tener en cuenta en el proceso de transformación digital de nuestra empresa.

Esto no es solo ciencia ficción para las grandes empresas. Pequeños detalles fácilmente medibles puede ser la información que propicie pequeños cambios con grandes resultados. Lo importante aquí es dejarnos aconsejar por un buen profesional que nos ayude a determinar qué datos son realmente relevantes para mi negocio y merecen ser medidos y analizados.

 

4.- La nube y espacios digitales compartidos de trabajo

Los modelos de colaboración online incrementan la productividad y nos exponen a mayores riesgos de ataque cibernético.

 

5.- Uso de herramientas digitales durante el proceso de compra de nuestro consumidor

Ya vendamos a empresas o directamente al consumidor final, es ya una realidad la presencia de internet en los distintos pasos del proceso de compra.

Debemos tener analizado lo que se conoce como buyer’s journey o funnel de conversión y ver qué papel juega la digitalización y cómo nos puede ayudar en la toma de decisiones.

Esto implicará cambios estructurales en nuestra empresa que debemos implementar implicando a todos los departamentos relacionados.

Si, por ejemplo, el consumidor realiza consultas posventa a través de redes sociales, más allá de tener a un Community Manager, debemos implicar al servicio posventa en la atención al usuario donde éste requiere ser atendido, que es, en este caso, un entorno digital.

Ser empresario, propietario de una pequeña empresa, es como sentirse hombre orquesta que debe realizarlo todo y tocarlo todo y conocerlo todo.
Actualmente se están produciendo cambios muy rápidos en la sociedad, y, en ocasiones, es bueno dejarnos aconsejar por personas especialistas que pueden ayudar a impulsar nuestro negocio y que nos comprendan y entiendan las necesidades reales que tenemos. Como por ejemplo el papel que puede tener la transformación digital en las ventas reales, o si alguno de los puntos del proceso de venta puede ser que nos esté haciendo dejar de ganar más dinero. Si nos rodeamos de un equipo experto y realmente tan preocupado por nuestro negocio como nosotros mismos, recuperaremos la zona de confort y la sensación de control y seguridad.

En IBERDAC nos preocupan sus inquietudes y hacemos nuestras sus inquietudes, para ello realizamos un diagnóstico previo de la situación de su empresa y una vez detectadas las áreas de mejora nuestros expertos en consultoría le proporcionan las herramientas y la metodología necesarias para transformar su organización y hacer evolucionar su negocio. Si desea saber más sobre cómo podemos ayudarle, no lo dude ni un instante: contacte con uno de nuestros delegados

Autor:

Xavier VidalAnalista de Gestión